LOS TEMPLOS CHOLA DE TAMIL NADU

De unos años para aquí parece que hemos identificado la India con el Rajastán, la región del norte con sus grandes fuertes-palacio. Todos sabemos que la India es muy grande y si viajamos allí siempre se incluye en el recorrido el Rajastán, además de Delhi y la inevitable Agra o Benarés. Pero el país tiene otros grandes atractivos culturales que todavía no están tan explotados turísticamente como sucede en el norte.Sin duda el gran desconocido de la India es el sur del país, que poco a poco va abriéndose más al turismo que descubre un mundo maravilloso, lleno de increibles monumentos que no desmerecen para nada a los que se encuentran en el norte.
Dentro del sur de la India es más conocido Kerala, con sus playas y sus canales, pero junto a este estado se encuentra Tamil Nadu, la región de la India donde podrás encontrar unos templos monumentales que hacen que uno se pregunte ¿cómo no está lleno esto de turistas? Porque eso es lo mejor de todos, no existe la gran cantidad de turistas occidentales que desembarcan en el Taj Mahal, en Udaipur o en Jaipur. Probablemente te encontrarás tú solo, disfrutando de la grandiosidad de los templos, o acompañado tan solo de indios que te mirán con curiosidad, y ¿Quién no ha soñado con ver grandes monumentos sin multitudes alrededor? Pues aquí es posible.

map
Dentro de los grandes templos de Tamil Nadu existen varios que son un ejemplo de la cultura que alcanzó su máximo apogeo durante los siglos X y XII de nuestra era, los Chola. Bajo el gobierno de Rajaraja Chola I y de su hijo Rajendra Chola la dinastía se expandió desde las islas Maldivas en el sur hasta los límites del Ganges en el norte de Bengala.
Los reyes Chola eran grandes constructores y la presencia de los templos en sus reinos no sólo obedecían a ser lugares de adoración, sino también centros de la actividad económica, beneficiando a la comunidad en general.
La grandeza del reino y su poder se puede ver en los templos de Thanjavur, de Gangaikondacholapuram y el templo Airavatesvara en Darasuram, declarados patrimonio de la humanidad por la Unesco en 2004, bajo el nombre de “Grandes templos vivientes Chola” y que pueden contemplarse perfectamente en un solo día, porque no hay grandes distancias entre ellos (alrededor de una hora entre cada uno).

El templo de Gangaikondcholapuram, creación de Rajendra Chola, fue terminado alrededor del año 1030, solamente dos décadas después del templo en Thanjavur y con el mismo estilo. Se encuentra en las afueras de un pequeño pueblecillo, por lo que está rodeado de campo y reina el silencio. Cuando llegamos nos lo encontramos ¡totalmente desierto!, increíble pero no había nadie, además la entrada es gratuita, tan solo dejamos los zapatos en una pequeña tienda tenderete que había en la entrada por 10 rupias. El recinto del templo es bastante grande y lo primero que uno se encuentra al entrar es una enorme escultura de varios metros de alto de un nandi, el toro sagrado de Shiva, a la entrada. El recinto se encuentra muy bien cuidado, con un cesped que invita a tumbarse en él. Además del templo principal hay unos pequeños edificios a un lado, que son el equivalente a nuestras capillas donde hay un pequeño altar con una figura de Shiva o de Ganesh. En el interior del templo había un letrero que indicaba que no se podían hacer fotos y que solo era para hiduistas, aunque estuvimos tentados de sacar alguna foto porque no había nadie al final nos comportamos. De todas formas, la gran espectacularidad del templo es su exterior, totalmente labrado y ornamentado.

Gangaikondacholapuram
Gangaikondacholapuram

2013-08-13 10.31.292013-08-13 10.14.30

Gangaikondacholapuram
Gangaikondacholapuram

P1000220 P1000263  P10002172013-08-13 15.58.45

 

 

Después de este templo nosotros seguimos hasta Darasuram, donde visitamos el templo Airavateraswara, otro enorme templo antiguo Chola. A Shiva se lo conoce en el lugar como Airavateshvara, porque era adorado en este templo por Airavata, el elefante blanco del rey de los dioses, Indra. La leyenda dice que Airavata, que sufría una maldición del sabio Durvasa que le hizo cambiar su su color, recuperó su color original bañándose en las aguas sagradas de este templo. Esta leyenda es conmemorada por una imagen de Airavata con Indra sentada en un santuario interior. Este templo tiene la particularidad de que la única puerta de entrada al recinto tiene un pequeño estanque delante y para entrar hay que meterse con el agua hasta los tobillos para poder pasar. Nosostros primero lo recorrimos por fuera a ver si había otra forma de entrar y sí había unas pequeñas puertecillas en cada lado pero que estaban cerradas a cal y canto, así que no quedaba otra que mojarse. Después de meter nuestros pies en un agua no muy trasparente pasamos al recinto del templo, que también estaba vacío, para nosotros solos. El templo está elevado sobre una plataforma y el patio se inunda con las aguas del monzón, formando una especie de lago interior con el templo como una isla. Cuando lo visitamos apenas había agua, (menos mal, porque sino tendríamos que seguir mojándonos), aunque nos pudimos imaginar la magnífica imagen que se crearía con ese lago interior sobre el que parecería flotar el templo. El templo tiene unas espectaculares escaleras talladas como si fueran carrozas tiradas por elefantes y unas magníficas columnas talladas en una sala techada, aunque sin paredes, donde se ha formado un pequeño museo para que las contemples. Le dimos unas rupias al vigilante para pasar y nos dejó sacar todas las fotos que quisieramos.2013-08-13 12.21.25

 

 

 

 

Darasuram
Darasuram

 

P1000263

P1000262

Desde aquí seguimos hacia Thanjavur, donde se encuentra el magnífico templo Brihadisvara de , dedicado a Shiva y que fue terminado alrededor del año 1009. Éste es el más grande y más alto de todos los templos indios de su tiempo. El templo sigue el esquema de Gangaikondacholapuram, con una torre o vimana que tiene 65 metros de altura y un gran recinto que tiene delante del templo un enorme nandi de varias toneladas y de 4 metros de alto, tallado en una enorme roca negra de una sola pieza. La muralla que rodea al templo está coronada por multitud de toros (Nandi) ya que este animal es el vehículo de Shiva. Después de su construcción fue ampliándose con otras construcciones como santuarios o torres hasta el siglo XVII. Está construido en granito y ladrillos y al contrario que la mayoría de los templos del sur de la India no está pintado en colores. Se entra al recinto del templo por una gopuram o torre de 30 metros de altura que tiene en el techo unas pinturas preciosas y muy bien conservadas. Tanto el interior como el exterior tiene una decoración de relieves que representan las 108 posturas de la danza clásica india representada por Shiva.

 

Thanjavur
Thanjavur

P1000287Thanjavur

Thanjavur

Thanjavur
Thanjavur

En resumen, es un día inolvidable viendo unas maravillas  que te sorprenderán, y a eso únele muchos otros templos monumentales, la amabilidad de la gente, que no agobia tanto al turista como en el norte y tendrás una experiencia única . Si viajas a la India visita el Rajastán, pero que sepas que Tamil Nadu te está esperando, no lo olvidarás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s