CON LOS PANDAS EN CHENGDU

Una de las principales atracciones de la ciudad de Chengdu es poder ver los osos pandas gigantes en el Centro para la investigación y la reproducción del Panda gigante que se encuentra a 15 km de la ciudad. Es el único de su tipo en el mundo que está situado en un área metropolitana y ocupa un área de 600.000 m² imitando el habitat natural de los pandas para que los animales se sientan lo más cómodos posible y facilitar así su reproducción. Acoge a 21 pandas gigantes, 20 pandas rojos y otros animales en peligro de extinción. Para poder llegar nos fuimos a la calle que se encuentra delante de la estación de autobuses de Xinkali, a coger el autobús 902 como decía la Lonely Planet.  A las 8:30 estábamos en la parada para coger el bus pero tras un buen rato vimos que no pasaba, así que le preguntamos al conductor de otro bus, el 60, y nos dijo, o eso nos pareció, que el 902 no existe ya (el bus no existiría, pero los carteles de su parada seguían ahí.) y que ese bus va al parque de los pandas. Así que nos montamos un poco desconfiados y pagamos el billete, que nos costó 2 yuanes a cada uno. El bus en cuestión es una carraca auténtica de los años 70 incapaz de ir a más de 40 km/h y hace un recorrido bastante largo. Tardamos más de 1 hora en llegar a 15 km de la ciudad, además no te deja delante del parque sino en una carretera donde no hay ninguna indicación, pero los otros pasajeros nos dijeron hacia donde debíamos andar, y tras recorrer 600 m por el arcén de otra carretera llegamos a la entrada del parque de los pandas. Nos había costado pero llegamos, así que sacamos las entradas, que cuestan 58 yuanes por persona. Había bastante gente y además coincidimos con una excursión de chavales chinos, que eran, como no siendo adolescentes y chinos, bastante folloneros, por lo que tratamos de adelantarlos porque sino nos iba ser imposible ver un panda. El parque en cuestión es bastante grande, es muy frondoso y lleno de bambús, pero fuimos siguiendo los letreros que indicaban los recintos de los pandas, con la suerte de que cuando llegábamos a uno, salían 6 o 7 pandas, los vimos perfectamente, uno se vino a comer bambú sentado justo delante de nosotros mientras nos miraba y el resto jugueteaba un poco, subiéndose a los árboles, rascándose contra los troncos o simplemente retozando. A todo esto nos atrapó la marabunta de chavales chinos y sacar una foto o un video ya era difícil, parecía que estabas en un concierto entre la gente. Nos fuimos a otro recinto donde nos reímos un rato mientras veíamos a un panda subido a un árbol y un cuidador intentaba bajarlo sin poder conseguirlo, y después pasamos en fila y rápidamente por la zona donde están las incubadoras con los pandas casi recién nacidos. La visita estuvo muy bien.

En principio, no es que es fuera una de mis prioridades ver pandas, pero he de reconocer que son muy bonitos y que mereció la pena acercarse hasta allí.  Nos podíamos haber quedado un rato más y disfrutar del parque pero si queríamos ir a Leshan a ver el gran Buda teníamos que irnos, así que para ganar tiempo cogimos un taxi hasta la estación de autobuses. En realidad no ganamos mucho tiempo porque había un atasco enorme en la ciudad y tardamos una hora en hacer los 15 km. Resultado: 90 yuanes de carrera (unos 10 euros).

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s