DISFRUTANDO DE UN DÍA POR SINGAPUR

Hoy era el último día de nuestro viaje por Asia. Habíamos visitado Kuala Lumpur, Yogykarta, Bangkok, Myanmmar, los templos de Angkor y ahora nos quedaba un día por Singapur, así que salimos con ganas de ver todo lo que pudieramos de la ciudad.

Como no teníamos el desayuno en el hotel salimos caminando en busca de un lugar donde tomarnos un café y algo para comer y unos 20 minutos después nos metimos en un pequeño centro comercial donde había cafeterías y pudimos desayunar. Al salir seguimos caminando hacia la zona de Chinatown, por el camino pudimos ver las pequeñas casas de vivos colores de estilo colonial que son un recuerdo de la época pasada de Singapur.

20150826_095720

20150826_100751

Curiosamente en esa zona se encuentra un templo indio como los del sur de la India, con sus Gopuram de colores chillones y muy decorado, aunque no entramos porque nosotros ya los habíamos visto durante nuestro viaje por el sur de la India, en Tamil Nadu. Estuvimos un buen rato curioseando por las tiendas de recuerdos de Chinatown, llenas de turistas, y compramos algunos regalillos para la familia como camisetas, gorras y llaveros. Por allí nos encontramos con una pareja de Mallorca y charlamos un rato sobre como habían sido nuestros viajes.

20150826_103311

20150826_114812_HDR

20150826_114819

Después de dejar Chinatown, aunque podíamos haber cogido el metro, seguimos andando para llegar a la zona de Marina Bay. A la media hora llegamos a la zona financiera, con sus grandes rascacielos, donde nos llamó la atención el mercado de Lau Pa Sat, se trata de un edificio de hierro, traído desde Inglaterra en su momento y que funcionó como mercado, pero que ahora se ha convertido en un lugar lleno de pequeños puestos de comida china, filipina, tailandesa, india, turca, vietnamita, donde tú pides la comida y luego te sientas a comer en una de las muchas mesas que ocupan el centro del mercado. Como era ya la hora de comer local el mercado estaba lleno de oficinistas occidentales, indios y chinos que salían de los grandes bancos para comer y nosotros nos animamos también. La calidad de la comida que se sirve es muy buena y muy barata y es un espectáculo ver la diversidad cultural que se junta allí para comer.

Al salir, en 5 minutos, llegamos por fin a la bahía, con la figura del Marina Sands dominándolo todo. Nos sacamos unas fotos con el de fondo y con los grandes rascacielos del distrito financiero con el Merlion al fondo.

20150826_151411

20150826_140019

20150826_132343

Nuestra intención era ir hacia los jardines pero una tormenta se estaba acercando y los relámpagos hicieron acto de presencia con un buen chaparrón, así que nos metimos en el impresionante centro comercial, nos tomamos un café, nos compramos unos imanes de recuerdo en un Seven Eleven y nos interesamos por los precios en la tienda de Armani como si fueramos compradores potenciales. Fuimos a la parte de arriba del centro comercial donde hay unas terrazas que tienen muy buenas vistas de los jardines y como la tormenta ya había pasado fuimos hacia ellos.

20150826_132548

20150826_133540

20150826_135141

20150826_135937

Los jardines son gratuitos y enormes, aunque existen zonas de pago, como los jardines botánicos que están bajo las cúpulas. Nos dimos un buen paseo por ellos y apreciamos los árboles gigantes artificiales ahora de día y luego fuimos al metro para dar una vuelta por Little India.

20150826_154352

20150826_154138

20150826_152434

20150826_152427

20150826_151939_HDR

20150826_151729

En las cercanías vimos un templo chino donde la gente va a tirar unas varillas que tienen mensajes para así poder predecir su futuro. Ya en Little India nos dimos un paseo por allí, recordando nuestro viaje a la India, aunque aquí todo está tan limpio que no parece la India, jeje. Incluso pudimos ver como grababan un anuncio en la calle al más puro estilo Bollywood.

Pero todo lo bueno se acaba y el día se iba terminando, así que volvimos a nuestro hotel a recoger las maletas, pedimos un taxi y nos fuimos para el aeropuerto.

Singapur nos había encantado y nos quedaba la pena de no tener un día más para seguir descubriendo todo lo que nos podía ofrecer, pero al menos nos quedaba el recuerdo de una ciudad fantástica y llena de atractivos a la que merece la pena volver.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s