PONDICHERRY, LA INDIA FRANCESA

Durante nuestro recorrido por Tamil Nadu visitamos e hicimos noche en la ciudad de Pondicherry o Puducherry. La verdad es que era una de las dudas de nuestro viaje porque se trata de una ciudad india pero con un pasado colonial francés que todavía se puede apreciar en sus edificios, en la disposición de la ciudad, en su gastronomía y en su ambiente. Y la verdad, cuando uno se marcha a la India no lo hace para comer croissants, ver una iglesia, ni ver edificios de estilo francés, sino que lo que uno quiere es templos, estatuas de Shiva, comida muy especiada (que inconscientes somos) y encontrarse bóvidos por la calle (aunque esto también pasa en Pamplona durante los Sanfermines).

Muchos viajeros prescinden de Pondicherry por todo eso, porque no ofrece una experiencia pura india, aunque Pondicherry no deja de ser una ciudad india pero con un cierto toque francés, en lo que es una curiosa mezcla de los dos mundos. Y si además llevas ya un tiempo viajando por India agradeces encontrar unas aceras por las que caminar (si has estado por una ciudad india sabrás que no abundan) y una disposición urbana que te recuerda un poco a Europa. Pondicherry es un pequeño oasis que te permite alejarte del bullicio de las ciudades indias, pasear por calles de estilo colonial, tomarte un cafe y retomar fuerzas para sumergirte en el frenesí y vitalidad de la India.

¿Qué puedes hacer en Pondicherry?

  1. Visitar Auroville, la comunidad fundada en los años 60 por una francesa que seguía a un gurú indio y en la que hoy viven bastantes extranjeros permanentemente, y otros la visitan para realizar cursos de meditación. Tiene un aire hippie años 60 combinado con tiendas y cafes para que compres y te tomes algo. Lo visitan bastantes extranjeros y además está bastante cuidado.

    P1000151

  2. Pasear por el barrio francés, viendo los estupendos ejemplos de la colorida arquitectura colonial que se conservan en la ciudad.

    P1000152

  3. Visitar el templo Sri Manakula Vinayagar y darle de comer al elefante que se encuentra a su puerta. A cambio recibirás una bendición por su parte con un toquecito de su trompa en la cabeza.

    P1000172

  4. Recorrer su paseo marítimo y ver el faro y la estatua dedicada a Gandhi que se encuentra en el paseo: después de las 19:00 horas la zona es peatonal porque cortan el tráfico, y a última hora el paseo se llena de gente que busca un poco de brisa marina y de tranquilidad.

    P1000156

  5. Contemplar el palacio del gobernador, que es el antiguo palacio del gobernador francés.

  6. Cenar en un agradable restaurante situado en la terraza de algún edificio colonial.

  7. Por supuesto, hospedarte en una casa colonial reconvertida en un pequeño hotel y sí, olvidarte por un día de las lentejas especiadas para desayunar, y tomarte un croissant como dios manda (si también llega a haber tortilla me desmayo). Nosotros nos quedamos en el acogedor The Richmond.

    the-richmond-puducherry

En conclusión, llegamos sin muchas expectativas a Pondicherry como una parada en nuestro camino donde hacer noche entre Kanchipuram y Trichy, y nos fuimos de allí con el recuerdo de una ciudad muy agradable, ideal para pasar un día y reponer un poco de fuerzas antes de continuar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s