DÍA 12: KYOTO, DE TEMPLO EN TEMPLO

Nuestra primera visita de hoy sería el templo Kiyumizudera, que habíamos visto por fuera el día anterior. Nos llevo unos 30 minutos y como el calor ya apretaba de lo lindo a pesar de que era temprano y encima había que subir una buena cuesta, cuando llegamos hasta el templo ya estábamos un poco asfixiadillos.

El templo no es un único edificio sino que en realidad es un recinto donde hay diferentes edificios, pabellones y pagodas. Se accede por una escalinata desde donde puedes ver ya la puerta Niomon y la pagoda Sanjunodo de tres pisos, todo en un bonito y llamativo color rojo.

20160818_181255

20160819_092612

20160819_092944

A esas horas ya había bastante gente puesto que es uno de los templos más visitados de Kyoto. Quizás uno de los lugares más curiosos es el salón Zuigudo que se encuentra totalmente a oscuras y por el que pasas agarrado a una cuerda rodeando una piedra débilmente iluminada, que simboliza el momento en que estamos en el útero de la madre.

20160819_095919

Algunas partes del templo estaban cerradas por obras de restauración pero por suerte pudimos acceder a la parte más conocida del templo, el salón Hondo, con su balcón sostenido por grandes vigas de madera sujetas sin ningún clavo y que es una de las imágenes más populares y conocidas de Kyoto.

20160819_100433

Seguimos nuestra visita bajando hasta la zona donde se encuentra la fuente con 3 caños que dan larga vida, amor y éxito en los estudios. Según la tradición solo se puede beber de dos de los tres, así que hay que pensárselo y elegir. Como el calor seguía apretando nos tomamos un helado y un refresco en un pequeño establecimiento que había al lado y ya salimos de templo hacia las calles de alrededor como Sannen Zaka y Ninen Zaka.

20160819_111725

20160819_111447

Estas calles que van bajando la ladera mantienen la esencia de las calles japonesas tradicionales y realmente son muy bonitas y fotogénicas. Están llenas de tiendas de recuerdos, restaurantes y tiendas de té enfocadas a los turistas. Bajando por las calles entramos en el parque Maruyama donde se encuentra el santuario Yasaka Jinja.

20160819_114026

20160819_114922

Ya era mediodía y el sol seguía dando duro, así que casi nos movíamos de sombra en sombra. Desde ahí salimos del parque y comimos unos sandwiches en un Starbucks cercano.

Tras refrescarnos, regresamos a la salida del parque para ver el templo Nanzenji

20160819_124028

y callejeamos un poco por Gion.

La siguiente visita fue el castillo Nijo, que tiene una parada de metro al lado, así que hacia allí nos dirigimos. Abre de 9 a 17:00 horas, pero la última hora de admisión es a las 16:00. El castillo data de 1603 y era la residencia de Tokugawa Ieyasu, el primer shogun del periodo Edo. Lo primero que vimos fue la preciosa puerta Karamon, ricamente decorada, y que da paso al palacio donde vivía el shogun y se encontraban las oficinas de su administración.

20160819_142844

20160819_143150

El palacio es famoso por sus suelos de ruiseñor ,que emiten un ruído que recuerda al canto de los pájaros al ser pisado y que servían como señal de alerta ante visitas no deseadas, y también se pueden ver las habitaciones con sus paneles que todavía conservan bonitas escenas paisajísticas pintadas. En la parte trasera del castillo se encuentra el jardín Ninomaru, un bonito ejemplo de jardín japonés que cuenta con su estanque y con una gran cantidad de cerezos que parece que forman un bonito espectáculo en la época de la floración.

20160819_145316

Como ya se acercaba la hora en que cerraban los templos, nuestra última visita del día fue el santuario de Fushimi Inari, para lo que fuimos a la estación de tren donde cogimos el tren en dirección Nara que en apenas 10 minutos nos dejó en las afueras de Kyoto. Ésta es una de las visitas que es aconsejable dejar para el final del día ya que está abierto cuando los templos en Kyoto ya han cerrado.

Fushimi Inari es un santuario dedicado a la diosa Inari, famoso por los cientos de toris rojas que forman un precioso tunel que va ascendiendo por el monte.

20160819_163052

20160819_163309

20160819_163325

20160819_163153

20160819_172329

20160819_165306

20160819_172611

El lugar es mágico aunque es dificil poder disfrutar de él sin los cientos de personas que acuden a visitarlo. Aún así conseguimos sacar algunas fotos nosotros solos. Fuimos ascendiendo por el tunel formado por las toriis y visitamos un pequeño cementerio junto a un pequeño bosque de bambús y donde en cada tumba había pequeñas toriis a modo de ofrenda.

20160819_171829

Tras estar un buen rato iniciamos el descenso (el recorrido es circular, sube por un lado y baja por el otro), nos tomamos unos helados, compramos el consabido imán de recuerdo para nuestra nevera, curioseamos entre los puestos de recuerdos y regresamos a Kyoto. Como estábamos bastante cansados nos compramos la cena en un 7 Eleven cercano al hotel y nos la tomamos en el hotel, para poder descansar de nuestro dolor de piés.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s