DÍA 15: ÚLTIMO DÍA EN TOKIO (DESPUÉS DE COREA)

Habíamos regresado a Tokio el día anterior por la noche después de 5 fantásticos días en Corea del Sur. Nuestro hotel en esta ocasión estaba cerca del palacio imperial, en una zona donde abundan las embajadas y que no tiene mucha animación durante el día.

Desayunamos y dejamos las maletas en el hotel, a donde volveríamos a recogerlas al final del día. Hoy íbamos a dedicar el día a visitar alguna zona que nos quedaba y a comprar recuerdos y regalos para la familia.

Cogimos el metro y nos dirigimos al parque Ueno donde se encuentra el Museo Nacional de Tokio, que queríamos visitar y junto al que está el mercado Ameyoko.

Estuvimos un buen rato curioseando por el mercado, que se encuentra situado debajo de las vias elevadas del tren.

20160828_151946

En el mercado hay zonas de fruta, pescado y hortalizas pero también hay muchos puestos de ropa deportiva. No es que haya muchas gangas para nuestra economía pero sí para el nivel adquisitivo de los japoneses, que compraban con verdadera pasión.

Al salir del mercado nos tomamos un café junto a ¡un restaurante español!

20160828_152151

y entramos en el parque, ya bastante abarrotado de gente (era domingo) donde hay varios santuarios. como el Toshogu o el Yushima Tenjin.

20160828_103629

Los visitamos rápidamente y vimos el gran estanque totalmente cubierto de los omnipresentes lotos que impedían ver el agua.

20160828_103914

El museo nacional de Tokio es el museo más importante del país y tiene una gran colección de obras y piezas de la historia de Japón que van desde armaduras de samurais, paneles pintados, cerámica, espadas, kimonos, pasando por muebles, estatuas y todo tipo de objetos. Es realmente muy interesante y nos tiramos un buen rato recorriéndolo.

20160828_122331

20160828_123810

20160828_123429

20160828_125046

20160828_125226

20160828_125252

20160828_125355

20160828_131704

En el parque hay varios museos más en los que ya no entramos por falta de tiempo, pero nos paramos a contemplar la famosa puerta del infierno de Rodin que se encuentra a la puerta de uno de los museos.

20160828_140153

Como el hambre ya apretaba comimos en un restaurante enfrente del parque unos buenos platos.

20160828_145205

Desde allí nos dirigimos al Senso ji en la zona de Asakusa que habíamos visitado el primer día, donde compramos en las tiendas que llevan al santuario todos los regalos y recuerdos que nos faltaban.

El día estaba bastante nublado y amenzaba lluvia, pero nos acercamos a la zona del río Sumida y vimos el famoso edificio de la cervecera Ashai con su espuma que parece llevarse el viento (o eso dicen, al menos).

20160828_160606

20160828_153911

Cruzamos el puente y estuvimos un buen rato viendo a un grupo japonés que estaba actuando junto al río, en una zona donde había gradas para sentarse y donde había algunos puestos para comprar una cerveza o algo para comer. Nuestra intención original era coger el barco para realizar un pequeño recorrido por el río, pero en ese momento comenzó a lloviznar y decidimos prescindir del crucero e ir ya hacia el hotel a recoger nuestras maletas, porque nos llevaba un buen rato llegar hasta allí en metro y luego teníamos que ir al aeropuerto de Haneda.

Nuestro viaje se acababa, Japón había superado ampliamente nuestras expectativas y nos llevábamos un recuerdo imborrable. Hemos visto templos, santuarios, jardínes, robots, tradición y modernidad… ¿volveremos alguna vez? Nos han quedado ganas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s