INDIA: ETAPA 1: DELHI-CHENNAI-MAMALLAPURAM

SUR DE LA INDIA: TAMIL NADU

DÍA 1: DELHI-CHENNAI-MAMALLAPURAM

Después de muchas vueltas, de mucho pensar el recorrido y de cambiarlo muchas veces por fin estábamos listos para empezar nuestro viaje por la India. Nuestra intención era tener una visión global de la India en 3 semanas, aunque eramos conscientes de que eso es totalmente imposible, pero por eso queríamos conocer un poco del sur de la India recorriendo Tamil Nadu durante una semana y después ya hacer el típico recorrido por el norte, con el Rajasthan, Delhi y Varanasi.

Volamos con Turkish Airlines desde Madrid, haciendo escala en Estambul, ciudad que ya conocíamos y que nos encanta, por lo que aprovechamos para pasar un día en ella, porque nuestro vuelo llegó a Estambul a las 23:00 horas y salíamos para Delhí a las 19:00 horas del día siguiente.

Tras dar una vuelta por Santa Sofía, la mezquita azul y pasear y comer por la zona del puente Galata ya estábamos listos para empezar nuestra aventura por la India.

Después de un estupendo viaje con Turkish Airlines llegamos al aeropuerto de Delhi a las 4:30 de la mañana pero aquello parecía hora punta. Ese aeropuerto no duerme nunca porque la mayoría de los vuelos de Europa llegan de madrugada y estaba todo lleno de gente. Tras pasar el control del visado, nos dispusimos a esperar a que saliera nuestro vuelo para Chennai a las 10:30 de la mañana. Como volábamos con Air India no teníamos que cambiar de terminal, la 3. Así que nos fuimos a un café con unos cómodos sofás y nos pasamos un par de horas allí tirados tranquilamente viendo al personal por el aeropuerto. Curioseamos un poco por las tiendas y a eso de las 7:30 decidimos ir a la zona de salidas para facturar y sacar las tarjetas de embarque.

Os cuento como funcionan los aeropuertos indios: solo pueden entrar en ellos los viajeros, a la entrada tienes que enseñar tu reserva, así que es indispensable llevarla impresa o sino no pasas. Nosotros tuvimos que enseñarla para poder pasar del piso de Llegadas al piso de Salidas, pero al entrar nos encontramos con una sala con asientos separada de la terminal donde se factura. Allí había un montón de gente sentada y tirada en el suelo esperando para acceder a la terminal porque solo te dejan pasar cuando faltan menos de 6 horas para que salga tu vuelo. Como era nuestro caso pudimos pasar, facturamos enseguida y tras un vuelo de 3 horas llegamos a Chennai. Allí nos esperaba nuestro conductor con un representante de la agencia de coches, le pagamos el viaje y salimos hacia Mamallapuram, a 60 km de Chennai. Por el camino ya tuvimos nuestro primer contacto con la India real: vacas, perros, basura y un poco de caos de tráfico. Charlamos un poco con Guna, nuestro conductor, un hombre muy majo y con el que estuvimos muy a gusto durante el viaje.

Nada más llegar a Mamallapuram, que es un pueblo pequeño, nos llevó a ver sus famosos templos, patrimonio de la humanidad. Nosotros estábamos un poco hechos polvo por el viaje, pero queríamos también aprovechar el tiempo así que allí fuimos. Primero fuimos a visitar el templo de la orilla, situado cerca de la playa, espectacular y con bastantes turistas indios y casi ningún occidental. Eso sí, eramos el centro de todas las miradas, allí llamaba más la atención nuestra piel blanca que un camello en el polo norte. Los recintos de los templos están muy cuidados y muy limpios, en contraste con el exterior, y eso unido a que las entradas para los indios son muy baratas hace que haya bastante gente.

0713

Nos gustó bastante el templo y a continuación fuimos a ver los 5 rathas, unos espectaculares templos excavados en piedra. Esos sí que estaban llenos de gente, era casi imposible sacar una foto sin que saliera alguien por el medio. Desde el principio nos llamó la atención el colorido de las ropas indias y la cantidad de niños que hay por todas partes, hay muchos indios haciendo turismo con sus hijos, parejas muy jóvenes con bebés.

16221433

A continuación fuimos a ver el relieve de la penitencia de Arjuna, un gran relieve esculpido en la roca y que estaba casi en la calle de al lado. Era mucho más grande de lo que imaginábamos, lo que pasa es que pasan los coches por delante y es difícil sacarle una foto sin que se cruce alguno.

3226

Como ya estábamos cansados nos fuimos para nuestro hotel el Mamalla Heritage, que era bastante más cutre de lo que parecía en las fotos. Cenamos en el restaurante vegetariano del hotel y a dormir que estábamos hechos polvo del viaje.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s