ETAPA 14: JAIPUR

Nuestra primera vista del día fue el Hawa Mahal, el precioso edificio, emblema de la ciudad de Jaipur, que está dentro de su casco antiguo, dominado todo por el color rosa. Como lo más llamativo del edificio es su exterior y no por dentro, le sacamos unas fotos desde fuera, mientras los paisanos nos decían que fuersemos a la parte de arriba de sus tiendas, que podríamos sacar unas buenas fotos. Pasamos por la Tripolia Gate y fuimos hacia el fuerte Amber. El paisaje que rodea al fuerte es precioso, un lago con un palacio en el medio, a imitación del de Udaipur, y unas montañas que rodean todo.

P1000719P1000720P1000749

En la entrada del fuerte Amber es donde están los elefantes, a los que te puedes subir para realizar la subida hasta el fuerte. Es una turistada, sí, pero ¿a quién no le gusta subirse en elefante? Así que allá fuímos de cabeza. Mientras subes hay varios fotógrafor que te van sacando un montón de fotos que luego te venden al llegar al patio del fuerte. La subida dura unos 10 minutos y te vas cruzando con los elefantes que bajan a coger nuevos turistas. Tuvimos que regatear bastante con los fotógrafos pero al final uno que decía llamarse “Pedro Pérez” nos dejó 15 fotos y el albúm por unos 8 euros. Supongo que ganó bastante pero un recuerdo es un recuerdo. Cogimos una audioguía para ver el fuerte (no incluida en el precio) y entramos. Aunque es mucho más pequeño que el de Jodhpur, tiene algunos lugares que son una pasada, y que nos recordaron, en cierto modo, un poco a la Alhambra.

P1000723P1000747P1000744P1000750P1000751P1000753P1000757P1000754P1000775

Cuando salimos Kamal nos llevó hasta el Jaigarh Fort, la fortaleza que domina todo el valle y que todavia está mucho más alta que el fuerte Amber. Desde allí se ven unas vistas increíbles y como curiosidad está uno de los cañones más grandes del mundo, construido y subido por elefantes por orden del maraha de Jaipur de su época.

Comimos en otro restaurante donde se concentraban los turistas, varios españoles, y luego Kamal nos llevó a la inevitable visita a una tienda de artesanía. La tienda era inmensa, y según nos dijeron eran mayoristas que vendían a varias empresas españolas, como El Corte Inglés o Becara. La verdad es que había verdaderas obras de arte. Nosotros picamos y acabamos comprando una colcha preciosa por 30 euros y que en España nos habría costados 6 o 7 veces más.

De aquí nos fuimos a ver el Jantar Mantar, el recinto lleno de enormes construcciones para las observaciones astronómicas de varios siglos de antigüedad, aunque tampoco nos llamó mucho la atención. Casi al lado está el City Palace, el palacio de la ciudad en parte del cual todavía vive la familia real de Jaipur. Es bastante bonito y tiene el tono rosa que domina toda la parte antigua de Jaipur. En uno de sus patios están dos enormes jarras de platas, de unos dos metros, que son los objetos de plata más grandes que existen en el mundo.

P1000788P1000779P1000778P1000782

Para terminar el día nos sacamos unas fotos al pie del lago, con el palacio que parece flotar en él como fondo. Esa noche Kamal nos llevó hasta la casa de Raj, donde cenamos con su familia, allí pasamos un rato agradable con su familia, vimos como preparaban la cena y charlamos un poco acerca de la India y de nuestro viaje. Un poco cansados ya por un día tan largo nos fuimos para el hotel , nuestro destino del día siguiente sería Agra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s