ETAPA 15: FATEHPUR SIKRI Y AGRA

Hoy camino de Agra íbamos a visitar Chand Baori y Fatehpur Sikri. Unas dos horas después de salir de Jaipur, tras dejar el Rajasthan llegamos al Chand Baori, uno de los monumentales pozos construidos en la zona. Son impresionantes porque tienen la altura de un edificio de 3 pisos pero hacia abajo y completamente tallados y esculpidos. Es totalmente gratis y merece mucho la pena visitarlo.

P1000826 P1000824 P1000831

Paramos para comer en un restaurante no muy lejos de Fatehpur Sikri, aunque la comida no era gran cosa y era un poco caro para lo que es la India. Se nota que ya estábamos en zona bastante turística. A la media hora llegamos a la abandonada ciudad mogol, residencia del emperador y su corte. Un precioso complejo construido con mármol y arenisca roja. Para llegar al complejo, donde te dejan los coches hay que coger unos pequeños minibuses que te trasladan hasta la entrada, cuestan 5 rupias, así que no cojais ningún tuktuk que se ofrecen a llevarte, no merece la pena.

Fathepur Sikri impresiona por su belleza y por su buen estado de conservación. Parece que la gente acaba de abandonar los edificios y que volverán en cualquier momento. Hacía bastante calor y el sol machacaba bastante, así que es recomendable comprar agua antes de entrar porque dentro no hay donde comprarla. Después de admirar los edificios, fuimos a ver la gran mezquita, uno de los principales monumentos del lugar. Debéis saber que las mezquitas de la zona no son recintos cerrados bajo techo, sino grandes patios, con puertas monumentales y un gran arco con bóveda en la zona donde está el mihrab. Se parece bastante, si las habéis visto en foto, a las grandes mezquitas de Irán, como la de Ispahan. En esa gran plaza hay que tener especial cuidado con un montón de chavalillos que pululan por ahí y que no le quitan el ojo a tu mochila o a tu bolso. Alguno intenta darte conversación para ver si te distraes y así otro puede meter la mano y llevarse algo. Nos avisó alguno de los hombres que está en la entrada de la plaza y que te da una tela para que te cubras las piernas. Los niños son bastante insistentes y se ve que ya están de vuelta de todo, así que no te dejan en paz.

P1000833 P1000867 P1000849 P1000848 P1000835 P1000868 P1000862 P1000839 P1000869

Tras salir del recinto nos compramos más agua que estábamos asfixiados y seguimos ya hasta Agra. Nuestro hotel estaba muy bien situado, a menos de 5 minutos en coche del Taj Mahal, con un pizza hut en frente y varios sitios más para comer. El hotel era estupendo, así que quedamos con Kamal a las 6 de la mañana del día siguiente para ir al Taj, nos dimos una buena ducha y nos fuimos a cenar al Pizza Hut. Tan solo había que cruzar la calle y andar 20 metros, pero tuvimos que aguantar a un pesado conductor de tuktuk que no paró de decirnos que nos llevaba a donde quisieramos continuamente. Nos tomamos una pizza riquísima y vimos como en las mesas en vez del clásico salero hay un bote enorme lleno de guindilla desmenuzada para espolvorear sobre las pizzas. Y no veáis como le dan, las llenan de guindilla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s