ETAPA 18: DELHI

Empezamos el día yendo a ver el complejo donde se encuentra el Qutub Minar, a 3 paradas de metro de nuestro hotel esta la estación de Qutub Minar y desde ahí cogimos un tuktuk que nos acercó a la entrada del complejo, por donde están diseminadas las ruinas de las primeras mezquitas erigidas en la India. No se conserva mucho en pie, aunque por lo poco que queda pudimos imaginarnos la maravilla que debió de ser ese lugar. Lo mejor es el propio Qutub Minar, el enorme minarete de ladrillo rojo y arenisca que se conserva de pie, con sus magníficas inscripciones grabadas. Poca sombra hay en el recinto así que nos achicharramos porque el sol pegaba de lo lindo.

P1010009P1010010P1010011

Cuando salimos cogimos el metro y fuimos a ver el parque donde fue incinerado Gandhi. El lugar no tiene mucho que ver, tan solo una sencilla plataforma de mármol negro con flores, pero merece la pena visitarlo por la gran carga simbólica del lugar. Había gente, pero todo el mundo guardaba un respetuoso silencio. Nos sacamos las fotos de rigor con las familias indias que querían fotos con nosotros y que nos lo pidieron amablemente y después teníamos intención de visitar el cercano museo de Gandhi, pero resulta que era lunes y estaba cerrado, así que no pudo ser. Nos dio rabia porque hubiera sido mejor ir ahí el día anterior en lugar del museo nacional.

P1010016

Nos bajamos un par de botellas de agua para nuestros deshidratados cuerpos y cogimos un tuk tuk que nos dejo en pleno Old Delhi , delante del fuerte rojo, que claro, como era lunes tampoco pudimos visitar por estar cerrado. De todas formas por fuera es impresionante, con la gran puerta de Lahore. Esa zona es un caos abarrotado de gente y puestos, y es una de las zonas de la India donde más nos agobiaron los vendedores y conductores de tuktuk. Fuimos andando desde ahí hasta la gran mezquita, mientras soportamos durante 15 minutos el acoso de un pesado conductor de ciclorickshaw que se empeñaba, gritándonos casi al oido, que fueramos con él, que era una mala zona, que había mala gente (supongo que lo decía porque eran musulmanes), nosotros que no gracias, y el tio insistiendo, hasta que ya nos harto un poco y le dijimos que nos dejara, que queríamos ir andando. Como el tio seguía sin entrar en razones, tuvimos que meternos por entre los puestos para librarnos de él.

Por fin llegamos a la gran mezquita, con sus enormes cúpulas, pero como era la hora del rezo tuvimos que esperar sentados en las escaleras junto a otros turistas occidentales. Lo que sucede es que nos encontramos de frente con algo que ya había leído, la mala educación de los musulmanes que controlan el acceso. Aunque llevaras algo para cubrirte las piernas o la cabeza, tenías que ponerte lo que te daban ellos y pretendían cobrarnos 350 rupias por cada cámara que llevaras, si llevas una y la del móvil eran 700 rupias. Nosotros le dijimos que no íbamos a sacar fotos y que no teníamos que pagar, pero nos dijeron de muy malos modos que no. con su mala educación se nos hincharon un poco las narices y le dijimos que entonces no íbamos a entrar y nos quitaron de muy malos modos las telas que nos habían colocado. Lo mismo paso con el resto de los turistas que estaban allí y la mayoría también decidieron no entrar, porque creíamos que era ya un abuso. Así que nos contentamos con rodearla y verla por fuera.

La zona nos estaba resultando ya un poco agobiante, ya que además era la hora de salida del colegio y todo se colapsó con un montón de tuk tuks que llevaban a 7 u 8 niños cada uno a sus casas. Por fin conseguimos un tuk tuk libre, que nos llevó a Conaught Place, allí comimos muy bien en un restaurante de comida tailandesa y japonesa donde ponían unos platos enormes y nos pusimos hasta arriba de langostinos en tempura.

Como una de las espinitas de nuestro viaje era no poder acercarnos a Amritsar nos acercamos a ver el principal templo sij de Delhi, construido a imitación del Templo Dorado de Amritsar. Sin duda el templo de Amritsar debe der ser impresionante y éste solo una copia pero aún así merece la pena acercarse porque es muy bonito. El recinto está impecable, límpisimo, tienen una consigna muy bien montada donde dejas tu calzado y cestas con pañuelos para que tanto hombres como mujeres se cubran la cabeza al entrar en el templo. El interior del templo es un continuo ir y venir de gente que entra para realizar sus ofrendas de flores y para rezar unos momentos. Lo que uno encuentra en en el centro, en el lugar de honor es el libro sagrado sij, custodiado por varios miembros de la comunidad que están sentados junto a él, mientras se van turnando grupos de músicos y cantores que le dan un ambiente muy especial al templo. Nosotros nos sentamos en una esquina y estuvimos un buen rato disfrutando de la tranquilidad del templo, de la música y viendo el ir y venir de sijs, todos con su turbante preceptivo y algunos con el puñal tradicional.

P1010020

Cuando salimos decidimos ir a ver el templo Lakshmi Narayar, un templo hindú moderno que parece ser el exponente de la arquitectura religiosa hindú moderno. El templo estaba a unos 20 minutos andando del templo sij, así que allá fuimos. Nos encontramos con un gran templo, construído por un rico industrial y que fue inaugurado por Gandhi, donde se aceptaba a todo el mundo, independientemente de la casta a la que pertenecieran. El templo recuerda más a una iglesia moderna, con sus capillas y altares que a un templo hindú, aunque con Vishnu y Krishna e vez de la virgen y Jesús. No se puede entrar con cámara de fotos, ni con zapatos, claro, el guardia de seguridad nos llevó a una sala donde había taquillas para poder dejarlos, junto a la tienda del templo, y cuando salimos lo recogimos. El guardia en voz baja nos dijo que teníamos que pagarla. No recuerdo cuanto pero era bastante, y nos dio mala espina que nos lo dijera además en voz baja para que nadie le oyera, vamos que nos pareció que quería sacarnos la pasta, así que le dimos algo, pero no tanto como pedía y el tío por supuesto no protestó.

Como ya anochecía nos fuimos para el hotel, cenamos algo allí y a dormir,que al día siguiente nos íbamos a Varanasi.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s